Tribunal Supremo: Autónomos y  PYMES pueden reclamar la cláusula suelo

Tribunal Supremo: Autónomos y PYMES pueden reclamar la cláusula suelo

Empresas, autónomos y profesionales pueden acogerse a este precedente

 El TS da la nulidad de una cláusula suelo impuesta a un usuario que había pedido al banco un préstamo para comprar su licencia de taxi. Es por ello, que esta Sentencia abre la vía a reclamar la cláusula suelo también a los profesionales y no solo a los consumidores.

Anteriormente el Tribunal Supremo, en una sentencia de 20 de enero de 2017, estableció que «solo la mala fe anula las cláusulas impuestas a empresas». Con estas dos sentencias, la Sala de lo Civil del Alto Tribunal sienta jurisprudencia.

La Sentencia determina que la cláusula suelo en estos casos no supera el control de incorporación, debido a que «no tuvieron oportunidad real de conocer su inclusión en el contrato y, por tanto, su mera existencia. Lo que no supone hacer un control de transparencia, sino un control de incorporación, que es pertinente respecto de cualquier adherente, sea consumidor o profesional.

Este fallo  permitirá a los autónomos, empresas y profesionales reclamar la cláusula suelo en sus préstamos.

Los Autónomos y Pymes se encontraban con la imposibilidad de beneficiarse de la legislación propia de los consumidores. No obstante si pueden acogerse a la ley de condiciones generales de la contratación, que también regula la abusividad de las cláusulas contractuales.

 En MedHer Abogados nos ofrecemos para reclamar su cláusula suelo. Es por ello que la defensa debe orientarse al argumento que finalmente se ha acogido el Tribunal Supremo, el control de inclusión. Esto significa que no basta que dicha cláusula esté en el contrato y que pueda ser comprensible gramaticalmente, sino también su posibilidad real de conocimiento, que no se cumplió en este caso, ya que no se entregó FIPER y el notario no consignó expresamente la advertencia de su existencia

SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD POR EL COVID-19.

SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD POR EL COVID-19.

Criterios y requisitos de las ayudas a los arrendatarios de vivienda habitual.

La Orden TMA/378/2020, de 30 de abril, establece las condiciones de acceso a los préstamos en favor de arrendatarios de vivienda habitual en situación de vulnerabilidad económica como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Su cuantía podrá alcanzar hasta el 100% del importe de seis mensualidades, con un máximo de 5.400 euros y tendrán un plazo de amortización de hasta 6 años. Deberán solicitarse antes del 30 de septiembre de 2020.

Condiciones que deben reunir los beneficiarios de los préstamos

siempre que reúnan de forma conjunta los siguientes requisitos:

  • Que el arrendatario o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre afectado por una circunstancia que implique una reducción de ingresos. Todo ello, por pasar a estar en situación de desempleo, por estar afectado por un ERTE.
  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud de la ayuda no alcance el límite de cinco veces el IPREM.
  • -Que la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • No será exigible hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias. De igual modo tampoco será exigible con la Seguridad Social ni del pago de obligaciones por reintegro de otras subvenciones.

Caracteristicas de los préstamos

– Podrán otorgarse por las entidades de crédito adheridas a la LÍNEA DE AVALES ARRENDAMIENTO COVID-19
– Se otorgarán, por concesión directa y por una sola vez, a los arrendatarios de vivienda habitual que cumplan los requisitos establecidos en la Orden
– Contarán con la cobertura del aval del Estado y con una subvención.
– Serán finalistas y deberán dedicarse exclusivamente al pago de la renta del arrendamiento de la vivienda habitual
– Serán compatibles con cualquiera de las ayudas al alquiler reguladas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Específicamente, con las del programa de ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social del COVID-19 en los alquileres de vivienda habitual.
– Serán gestionados con la colaboración del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que, a tal fin, suscribirá un convenio con el Ministerio.

Condiciones del préstamo

  • Se formalizarán mediante un contrato de préstamo entre la entidad de crédito y el arrendatario.
  • La cuantía podrá alcanzar hasta el 100% del importe de seis mensualidades, con un máximo de 5.400 euros, a razón de un máximo de 900 euros por mensualidad.
  • Las seis mensualidades financiables podrán ser desde el 1 de abril de 2020 y no podrán ser posteriores a 6 meses a contar desde la firma del préstamo entre la entidad bancaria y el arrendatario ni posteriores al fin de vigencia del contrato de arrendamiento o sus prórrogas.
  • El plazo de amortización inicial podrá ser de hasta 6 años y podrá pactarse un período de carencia de principal de seis meses. Una vez transcurridos los tres primeros años desde la concesión del préstamo y antes de seis meses de la finalización del plazo inicial, será admisible una única prórroga de 4 años, con determinadas condiciones. Cabrá cancelación o amortización anticipada, sin gastos ni comisiones.

Nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 derivado del COVID-19

Se ha publicado en el BOE la Orden TMA/336/2020, de 9 de abril, por la que se incorpora, sustituye y modifican sendos programas de ayuda del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, en cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 10, 11 y 12 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.